Propuestas de inclusión socioeconómica


Por autoridades nacionales y representantes de organismos internacionales, se presentó esta mañana, una caja de herramientas que busca aportar a la recuperación socioeconómica con un enfoque inclusivo y equitativo de poblaciones golpeadas por la pandemia, entre ellas mujeres, pueblos indígenas y personas con discapacidad. Son tres guías que contienen buenas prácticas y principales barreras y recomendaciones para brindar una ayuda integral en ese proceso.

En la oportunidad, la Ministra de la Mujer, Celina Lezcano, indicó que esta guía que se presenta como una caja de herramientas, es parte de una estrategia de Recuperación Social y Económica pos Pandemia. “La misma, indudablement ha develado sus efectos perjudiciales en la vida de las mujeres y las niñas, en un contexto que ya requería transformaciones integradoras e integrales, visibilizando aún más las brechas existentes en torno a las desigualdades y a la violencia persistente, la disminución del empleo, la subocupación e inactividad, el recargo de las horas de cuidados, el incremento de las cifras de denuncia sobre derechos laborales y de violencia doméstica”, recalcó.

Lezcano, resaltó “estos efectos, muestran riesgos de retroceso en el Ejercicio de Derechos de las Mujeres y en su participación en varios ámbitos; sobre todo en el sector productivo y comunitario. RIESGOS como: pasar del sector formal al no formal, del empleo al desempleo, de mayores recargas sobre el tiempo destinado al cuidado. Los registros preocupantes del aumento de llamadas telefónicas recibidas en las líneas habilitadas para denuncias (SOS Mujer137), han sido un claro indicador de esta epidemia de violencia de género que surge como efecto colateral de la pandemia del COVID”, manifestó.

“Los datos estadísticos corroboran esta premisa: sólo en marzo del 2019, en el Ministerio de la Mujer se habían reportado 417 llamadas, denunciando agresiones al número de atención a violencia de mujeres y en marzo del año siguiente, el 2020, a inicios de la pandemia, la cantidad de llamadas de auxilio ya escaló a 626, y fue subiendo considerablemente”, finalizó.

Abrió la ronda de disertantes Diana Garcia Alcubilla, jefa adjunta de Cooperación de la Unión Europea, quien refirió que la situación social de la pandemia ha agravado las desigualdades sociales. “Desde la Unión Europea pensamos que las políticas de inclusión social y sus herramientas como las que hoy presentamos, deben ser un motor para el desarrollo económico y ello porque el fin esencial de este tipo de herramientas es garantizar la protección social y una vida digna de las personas sin dejar a nadie atrás”, indicó.

A su turno, Silvia Morimoto, representante residente del PNUD, argumentó que esta alianza con Coopi ha permitido profundizar la asistencia a las poblaciones más vulnerables y necesitadas. “La Caja de herramientas es el resultado de un trabajo multisectorial en que participaron más de 30 organizaciones. Celebramos su realización y esperamos que sea útil para pensar juntos en una sociedad inclusiva y mejor para el Paraguay”, sostuvo.

Por su parte, Benedicto Maceo, representante país de COOPI - Cooperazione Internazionale, informó que cada guía comprende cinco secciones: conceptos y definiciones clave, preguntas que motivan a la reflexión y un conjunto de recursos, marcos legales, estadísticas y referencias para aplicar medidas socioeconómicas basadas en derechos humanos. “Los resultados fueron la escucha activa y la promoción de instrumentos y políticas que permitan desarrollar un proceso de planificación estratégica”, agregó.

Dijo además que “las medidas sanitarias que se implementaron a nivel país han sido sumamente necesarias para preservar la vida, pero también es necesario tomar medidas para preservar los bienes y servicios, los medios de vida y promover la recuperación socioeconómica”.

También estuvo presente Karita Machado, directora de Planificación del INDI, quien aseveró: “esta Caja de herramientas es muy valiosa para seguir construyendo juntos el sueño de que las familias en las comunidades indígenas alcancen el buen vivir. Hagamos posible que esta herramienta se utilice por todos los sectores involucrados porque así como un libro que no se ha leído, no existe. Una herramienta que no se usa no tiene razón de ser”.

A su turno, Mariela Ramírez, ministra de SENADIS, manifestó que desde la institución consideran que este es el camino a seguir para generar herramientas que promuevan una inclusión real. Sostuvo que iniciativas con el enfoque de derechos son las verdaderas políticas públicas.

La Caja de herramientas fue elaborada en el marco de la estrategia de recuperación socioeconómica del PNUD en Paraguay y contiene lineamientos prácticos sobre cómo abordar el trabajo con estos grupos prioritarios y el objetivo es que sea utilizada como un recurso más por instituciones públicas y privadas, organizaciones de la sociedad civil y el público en general.

El instrumento es una iniciativa de COOPI - Cooperazione Internazionale y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el apoyo financiero de la Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea.

La actividad se realizó en el Gran Hotel de Paraguay y contó además con la participación de representantes del Instituto Paraguayo del Indígena y de la Secretaría Nacional por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad, además de representantes de organismos internacionales como COOPI, PNUD y la Unión Europea.

Las guías ya están disponibles para su descarga,, aquí; https://bit.ly/CajaHerramientasInclusion


Versión del Template 1.12