Analizaron avances y desafíos de la convención de Belém Do Pará


Noticia de archivo: 03 de junio de 2014

La Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) de la OEA y ONU Mujeres, realizaron ayer, lunes 02 de junio, una mesa redonda denominada Belém do Pará +20 “La violencia contra las mujeres y la inclusión social”, de la que participó la ministra de la Mujer, Ana Maria Baiardi, en carácter de panelista, en la mesa sobre los Avances y desafíos en la implementación de la Convención de Belém do Pará. La actividad se desarrolló en el salón Rio Paraguay del Hotel Sheraton.

En la oportunidad, la Ministra de la Mujer, presentó las conclusiones del Foro Hemisférico Belem do Para+20 “La Convención de Belém do Pará y la prevención de la violencia: Buenas prácticas y propuestas a futuro”, donde resaltó que a veinte años de la adopción de la Convención, el área de prevención de la violencia es donde menos se ha avanzado. “Aunque todos estamos de acuerdo en que la prevención es importante, tenemos poca idea de cómo lograrla, no sabemos a ciencia cierta cuáles estrategias y metodologías funcionan o no, no hemos medido el impacto de las múltiples campañas de información y sensibilización que hemos realizado y ni sabemos cómo asegurar que nuestras iniciativas sean replicables y sostenibles en el tiempo”, señaló.

web1158.jpg


Baiardi manifestó, que algunas de las soluciones que la OEA ha venido proponiendo desde la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), advierte que el problema de la violencia debe ser abordado de una manera integral, con la participación de amplios sectores de la sociedad y los diferentes poderes de los Estados Parte para lograr el mandato de la Convención de Belém do Pará de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”. Al mismo tiempo, subrayó que la no violencia no es un sueño inalcanzable, “requiere del compromiso político y social de todas y todos y de una gran decisión de avanzar”, acotó.

Seguidamente, el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, José Miguel Insulza Salinas, señaló que “las desigualdades están arraigadas muy fuertemente en nuestras culturas, la más numerosa, visible y dañina discriminación en nuestra sociedad es sin dudas la discriminación de género, que afecta a más de la mitad de las/os habitantes de nuestro continente”, indicó.

Insulza, resaltó que, “el aspecto más perjudicial desde el punto de vista de una sociedad democrática, de igualdad de derechos para todos los ciudadanos y ciudadanas, se resume en la condición de víctima de la violencia, por esa razón se dictó la Convención que se está recordando”. “Generalmente la violencia se identifica con los golpes, pero forma parte de una cierta cultura de la cual los golpes y los feminicidios son los más graves de la escala, que nace en la humillación en la casa y en la calle; desgraciadamente hay que reconocer que las cifras de violencia contra las mujeres no son las mejores”, señaló.

La mesa redonda, se realizó en el marco de la asamblea de la OEA, con el objetivo de analizar los principales avances y desafíos a la efectiva implementación de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará) con miras a identificar recomendaciones concretas de políticas y programas, dirigidas a fortalecer el trabajo en este ámbito a nivel nacional y regional.

La Convención de Belém do Pará, como instrumento internacional de derechos humanos, estableció por primera vez el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como privado. Este Tratado histórico, adoptado por los Estados de las Américas y el Caribe, ha sentado las bases para la adopción de leyes y políticas contra la discriminación y la violencia hacia las mujeres en los países de la región, así como un marco político y estratégico para su implementación. Sin embargo, la Convención de Belém do Pará es aún una promesa por cumplir: La persistente desigualdad, discriminación y violencia contra las mujeres de la región representa la principal barrera para la inclusión social de las mismas y el pleno ejercicio de sus derechos.

En un primer momento, la Mesa Redonda estuvo conformada por la Secretaria Ejecutiva de la CIM, Carmen Moreno y de la Ministra de la Mujer, Ana María Baiardi. La moderación de este espacio estuvo a cargo de Cristina Muñoz, ex Ministra de la Mujer al momento de la aprobación de la Convención. En la segunda parte, la moderación estuvo a cargo de la experta de la CEDAW, Line Bareiro e integraron la mesa la experta en derechos humanos, feminista e indigenista, Esther Prieto; la experta boliviana en elaboración de leyes vinculadas a los derechos de las mujeres, Mónica Bayá; la Presidenta de la Comisión de Equidad Social y Género de la Cámara de Diputados de Paraguay, Rocío Casco y la Coordinadora Regional de CLADEM, Elba Nuñez.

La actividad contó además con la presencia de la Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM - OEA) y Ministra de la Condición de la Mujer de Costa Rica, Alejandra Mora; la Coordinadora Residente de las Naciones Unidas, Cecilia Ugaz; la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Mujeres, Carmen Moreno; la Representante de ONU Mujeres en Paraguay, Carolina Taborga; la Ministra del Tribunal Superior de Justicia Electoral, María Elena Wapenka; Parlamentarias, representantes de Instituciones del Estado, de organismos nacionales e internacionales y de la sociedad civil.


MIN_MUJER_ESPANHIS_-_GUARANI_NR_-_BLANCO.png

Portal MinMujer

Edificio Ayfra, Piso 13 Bloque B y Planta Baja
Ayolas y Pdte. Franco
Tel: (+595 21) 450-036/8

República del Paraguay

Portal construido conjuntamente con la SENATICs
2015

Basado en la Guía estándar web

80x15.png

Versión del Template 1.12